martes, 10 de abril de 2012

Máscaras de escayola

MATERIALES PARA LA MÁSCARA DE BASE:

Vamos a hacer una máscara con vendas de escayola, aquí te he puesto los materiales que vas a utilizar para la primera fase, lo que va a ser la máscara en blanco, antes de comenzar el proceso de decorado.

Lo primero que debes hacer es colocar a tu modelo tumbado, y lo más cómodo que puedas, ya que estará al menos media hora totalmente inmovilizado. Yo a la mía le puse una almohada dentro de una bolsa de plástico y la tumbé encima de la mesa de la cocina con un hule debajo, debéis estar cómodos y con buena postura los dos. También te aconsejo que tengas un ayudante, ya que tendrás las manos pringadas y las escayola fragua (se endurece) con muchísima rapidez (en segundos) y necesitarás cosas como un trocito de venda, un clinex o las tijeras con urgencia en determinados momentos.

El gorro de piscina: yo he comprado el más barato que encontré, costó 0,75€. Lo encuentro fundamental. Siempre se puede sustituir por un pañuelo, film de cocina o algo parecido, pero es la forma más cómoda de trabajar, te aseguras no tener que invadir el nacimiento del pelo con la crema o vaselina, o peor aún, que algún pelillo suelto quede atrapado en la escayola y veas las estrellas al retirar la máscara.


Debes ajustar lo mejor que puedas el mismo, pero es normal que queden pelitos sueltos. Lo único que tienes que hacer en este caso es cubrirlos bien con la crema o vaselina.
Además, según el diseño que te hayas propuesto, a lo mejor te conviene cubrir parte del cráneo o de los laterales de la cabeza (si tiene cuernos, alas...).





Como ves en la imagen, cubrimos de crema hasta el gorro (¡mejor que sobre a que falte, creeme!), también engrasamos bien las pestañas y cejas, a no ser que queramos que la máscara tenga uno, o los dos ojos cerrados (simple puedes hacerlos tapados por completo y luego, una vez endurecido, recortar con un cutter). Yo utilicé crema Nivea, que es muy grasa (lo que evitará que se pegue la escayola), cuesta unos 3la lata, pero por supuesto, tu puedes escoger la que más te guste, además, también puedes utilizar vaselina.

Después de esta fase cubriremos con un film de cocina (haciendo un agujero en la nariz) o cubriremos con pequeños trozos de papel higiénico toda la cara, pegándose bien contra la crema. Yo no lo hice en esta, y le algunos pelos, incluso del vello de la cara y cejas se quedaron un poquito pegados causando muchas molestias a la modelo. Además esto evitará que la máscara se quede grasienta por dentro y luego no podamos pintar bien.


 

La forma más rápida es coger un cuadrado grande de papel de cocina (o film), hacerle un agujero para la nariz, y luego extenderlo pegándolo bien a la crema para que queden pocas arrugas. (estas tres imágenes pertenecen a otra máscara, pero es para que os hagáis una idea de cómo se debe hacer)

Antes de continuar, debemos preparar nuestras vendas. Se compran en la farmacia, y son muy baratas, las mías median unos 11cm de ancho y 2,70m de largo. Me costó 2,30cada paquete, pero sólo usé uno ¡y me sobro mucho! 
Debes cortar diferentes tamaños y tenerlos preparados (si trabajas con un compañero es mucho más fácil por que el te los podrá ir cortando según las necesidades y tus instrucciones.
                                       

Debes tener preparado un pequeño cuenco con agua tibia para sumergir las vendas y comenzar a aplicarlas. Yo las hacía correr por el borde para retirar el exceso de agua, pero no las escurras con el dedo o retirarás la capa de escayola.
Cada vez que apliques un trocito de venda, debes pasarle el dedo para fusionarlo bien con el de abajo, y para intentar igualar la superficie, haciendo que la trama de la venda se vea lo menos posible.
Además, iras pasando lo dedos, incluso alguna herramienta, presionando suavemente para que los vendajes se ajusten bien a los rasgos de la cara ¡es mucho más divertido si la máscara después de parece al modelo!


Para las zonas delicadas, como el contorno de los ojos, los pliegues de los labios y sobre todo los agujeros de la nariz, utilizaremos trozos de venda muy pequeñitos.


Debemos aplicar vendas en una superfie generosa, ya habrá tiempo de recortar si luego es necesario... de vez en cuando tocaremos con ambas manos la máscara, presionándo suavemente para ver si tiene la consistencia que queremos. Más o menos tendrá que tener unas 3 capas... 
Una vez dura, y con todas las capas necesarias, se sujeta con las dos manos, y se empieza a mover suavemente hacia los lados, desencajándola. Sale con relativa facilidad.
Si encuentras que al desmoldarla tiene muchos fallos (como los agujeros de los ojos o de la nariz, rasgados o asimétricos) no te preocupes, ¡aún queda rematarla!





Si al desmoldarla de la cara vemos que se nos ha quedado débil en algunas partes, podemos seguir añadiendo vendas de escayola, para reforzarla. Incluso ponerle apéndices como alas o cuernos... podemos modelarlos con plastilina, o arrugando telas (y cubriéndolos luego con un plástico para que no se peguen) y ir poniendo vendas sobre estos volúmenes.



Ahora recortaremos los flecos de venda sobrante, o si queremos moldear la máscara con formas de fantasía... podemos perforarla... abriremos los ojos si al hacerla los dejamos tapados para estar más cómodos... se puede hacer con tijeras o cutter.
Para que no se quede deshilachada, cortaremos trocitos pequeños de venda y los aplicaremos sobre los cortes que hemos practicado, de tal forma que quede la mitad del parche por la parte delantera, y la otra, por la trasera.

Con una lija fina, iremos lijando con cuidado de no levantar hijitos de la venda, sólo debemos lijar la escayola superficial. Limpiamos la máscara de polvo.


Para ver el tutorial II, pincha aquí.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada